¿Qué es una vivienda protegida requisitos y características

La vivienda protegida es una opción ideal para conseguir un hogar a un precio asequible, en comparación con las viviendas que se ofrecen en el mercado libre. 

Este tipo de viviendas están sujetas a ciertas limitaciones de precio, requisitos de acceso y posterior venta por parte del propietario, ya que su uso debe destinarse a vivienda habitual, ya sea en compra o en alquiler. 

Sigue leyendo para conocer los diferentes tipos de vivienda protegida que existen actualmente y sus requisitos de acceso. 

¿Qué tipos de Viviendas de Protección existen?

Como hemos explicado, el objetivo de la vivienda protegida es facilitar a aquellos ciudadanos que cumplan determinados requisitos, generalmente relacionados con los ingresos, que puedan acceder a la compra o alquiler de una vivienda adecuada a precios asequibles.

El desarrollo de este tipo de viviendas puede ser de promoción pública (Estado y administraciones públicas) o en promoción privada, ya sea a través de una promotora inmobiliaria o mediante una cooperativa de viviendas. 

En cualquiera de los casos, las condiciones y limitaciones en relación con el acceso de estas viviendas se fijan en los Planes de Vivienda estatales, pero cada Comunidad Autónoma o Ayuntamiento tiene competencias y pueden estipular sus requisitos propios. 

Aunque comúnmente se habla de VPO, la realidad es que existe una amplia variedad de vivienda protegida y su denominación depende de la Comunidad Autónoma. 

Nos centraremos aquí en la vivienda de protección pública, aquella que la Administración facilita su construcción y posterior comercialización. Puede destinarse a venta, a alquiler o a alquiler con opción a compra. En cualquier caso, con diferentes superficies y precios limitados. Las más comunes serían: 

  • VPPB: Viviendas de Protección de Precio Básico, con un precio máximo de venta y una superficie máxima de 110m2 construidos.
  • VPPL: Viviendas de Protección de Precio Limitado, similares a la anterior, estas viviendas tienen una superficie máxima de 150m2 construidos.
  • VPPA: Viviendas con Protección Pública para Arrendamiento, permiten el acceso a un alquiler más asequible con una renta limitada. 

En definitiva, la gran ventaja de este tipo de viviendas para el comprador que busca independencia es que obtiene una casaa un precio claramente inferior al del mercado. 

Características de la vivienda protegida 

Una VPO cuenta con una serie de prestaciones y características bastante estrictas. Aunque puede depender según el tipo de vivienda protegida y la Comunidad Autónoma, lo más común es que tengan estas características:

  • Un precio inferior al de las viviendas libres que existen en el mercado para cada una de las Comunidades Autónomas.
  • Una superficie máxima establecida según el tipo de protección. . 
  • Su uso final debe destinarse a residencia habitual y permanente, tanto si es de compra como en alquiler
  • Si el comprador quiere venderlo, no puede hacerlo en un margen de al menos diez años ni por encima de los precios fijados por la administración. Una vez pasado el periodo de protección, podrá venderla a precio libre.

¿Qué requisitos debo cumplir para acceder a una VPO?

Dado que cada Comunidad Autónoma o Ayuntamiento tiene competencias sobre los requisitos de acceso, no existe un listado de condiciones común para todo el territorio español. Sin embargo, sí que podemos encontrar algunos requisitos generales : 

  • Ser mayor de edad
  • No haber disfrutado de la asignación de otra vivienda de protección oficial en España. En el caso de haberlo hecho, sería necesario demostrar que nuestra vivienda actual es claramente inadecuada a las necesidades personales y/o familiares.
  • No ser propietarios de una vivienda libre.
  • No haber accedido a ayudas estatales o autonómicas en diez años.
  • Estar inscrito en el registro público de demandantes de Viviendas de Protección Oficial, que gestionan las Comunidades Autónomas.

Cumplir con unos requisitos económicos concretos, que podrán variar en función del Plan Autonómico de Vivienda de la Comunidad Autónoma en la que te encuentres. En general, los ingresos familiares del comprador no pueden superar en 5,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) anual. Y por último, muy importante: los requisitos de acceso deberán cumplirse en el momento de la obtención de la calificación provisional, que se produce antes de la escrituración de la vivienda.